Problemas de fertilidad a partir de los 40 años


La llamada de la maternidad cada año se retrasa. Muchas mujeres deciden aplazar la opción de ser madre para completar otros aspectos de su vida y aumenta año tras año las mujeres que tienen su primer hijo a partir de los 40 años.

Sin embargo, los 40 no son los nuevos 30 y en esta década existen problemas reproductivos que no se producen siendo más joven. “Debido a la realización de actividades físicas, así como al cuidado de la alimentación y los tratamientos estéticos, muchas mujeres consideran que su interior se mantiene tan joven como el exterior, pero lamentablemente no es así”, afirma Victoria Verdú, coordinadora de ginecología de la Clínica Ginefiv, quien señala que el proceso de envejecimiento reproductivo femenino es gradual y tanto la calidad como la cantidad de los ovocitos que quedan en los folículos van descendiendo con el paso de los años.

“Se sabe que en el ovario existen varios millones de células germinales desde el quinto mes de gestación, y a partir de entonces disminuyen hasta la menopausia, contando con unas 1.000 hacia los 50 años. La disminución de dicha dotación folicular implica la pérdida de la fertilidad, de tal forma que para el 95 por ciento de las mujeres de 30 años sólo están presentes el 12 por ciento de los folículos, y a los 40 años sólo el 3 por ciento Por tanto, las posibilidades de embarazo se ven bastante mermadas”.

Pero vamos más allá, Manuel Muñoz, director de la Clínica IVI Alicante, explica que la probabilidad de gestación con una relación sexual está alrededor del 25 por ciento y que esa probabilidad cae por debajo del 10 por ciento a partir de que la mujer ha cumplido los 40 años. “El descenso es paulatino, de tal manera que resulta prácticamente testimonial la consecución de un embarazo por la vía natural por encima de los 45 años”, añade.

Muchas parejas se preguntarán si la edad del hombre también influye en quedarse o no embarazada y la conclusión es que influye, pero en menor medida de lo que lo hace la edad de la mujer. “En el caso de los hombres, el descenso de fertilidad puede notarse más a partir de los 50 años, pero no hay una edad límite y tampoco estudios que demuestren un efecto desfavorable de la edad paterna en los resultados de tratamientos de reproducción asistida”, afirma Verdú.

¿A qué nos enfrentamos a esa edad?

La mayoría de las mujeres es consciente de que a partir de los 40 las posibilidades de ser madre de forma natural son menores. Muñoz especifica que el origen de los problemas reproductivos reside en la disminución, tanto de la cantidad de los óvulos disponibles, como en su calidad.

“Tal y como muestra la experiencia acumulada con el diagnóstico genético preimplantacional (técnica de reproducción basada en el análisis cromosómico de los embriones antes de transferirlos al útero de la madre), la cantidad de embriones que muestran anomalías cromosómicas es superior al 85 por ciento en mujeres por encima de esos 40 años. Este diagnóstico es la base para dar solución a las parejas con problemas reproductivos basados en la edad materna”, dice el director de IVI Alicante.

Sin embargo, aunque el futuro pueda parecer negro y a partir de esa edad existan más riesgos, como acabar la gestación con un parto prematuro o un aborto, o que la madre sufra hipertensión arterial o diabetes gestacional, la mujer tiene opciones para ser madre y puede intentarlo ya que los expertos recomiendan acudir a un especialista en reproducción tras llevar unos seis meses buscando el embarazo sin éxito.

“El primer paso es realizar un estudio completo de fertilidad en ambos miembros de la pareja, para tratar de detectar si hay algún dato que puede influir en la consecución del embarazo más allá de lo que supone estrictamente la edad”, especifica Muñoz. “Si finalmente se identifica que la edad es el único factor que influye en las dificultades, la opción más sensata, dado el incremento de embriones con anomalías cromosómicas, es realizar una fecundación in vitro analizando la carga cromosómica de los embriones antes de su transferencia al útero, es decir, realizar el diagnóstico genético preimplantacional. Con este recurso técnico, se consigue paliar en buena medida el efecto que la edad produce en las posibilidades de conseguir una gestación”.

Otra alternativa es la ovodonación, tal y como señala Verdú: “Es cierto que estudios realizados a nivel mundial afirman que las tasas de embarazo en mujeres con 40 años y ovocitos propios giran en torno al 20 por ciento, pero al llegar a los 43 años estas tasas disminuyen hasta el 6 por ciento y se duplican los casos de aborto. Sin embargo, entre las mujeres de más de 40 años que recibieron ovocitos donados, las tasas de embarazo no se vieron afectadas, por lo que la técnica más recomendable en este tipo de paciente es la ovodonación”, explica.

What's Your Reaction?

Angry Angry
0
Angry
Fail Fail
0
Fail
Geeky Geeky
0
Geeky
Lol Lol
0
Lol
Love Love
0
Love
OMG OMG
0
OMG
Scary Scary
0
Scary
Win Win
0
Win
WTF WTF
0
WTF

Comments 0

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Problemas de fertilidad a partir de los 40 años

log in

Captcha!

reset password

Back to
log in
Choose A Format
Personality quiz
Series of questions that intends to reveal something about the personality
Trivia quiz
Series of questions with right and wrong answers that intends to check knowledge
Poll
Voting to make decisions or determine opinions
Story
Formatted Text with Embeds and Visuals
List
The Classic Internet Listicles
Open List
Open List
Ranked List
Ranked List
Meme
Upload your own images to make custom memes
Video
Youtube, Vimeo or Vine Embeds
Audio
Soundcloud or Mixcloud Embeds
Image
Photo or GIF